Imprimir esta página

Empresas aéreas no descartan reprogramar vuelos por la suba de contagios

08 Ene 2022
Publicado en Locales

Al anuncio que realizó Aerolíneas Argentinas sobre posibles modificaciones en el esquema de vuelos, se suman nuevas advertencias de más empresas aéreas.

Debido al aumento de contagios de coronavirus en el arranque de la temporada alta, se despertaron alarmas entre las empresas aéreas. Al anuncio realizado por Aerolíneas Argentinas en el primer día hábil del año sobre posibles cancelaciones y reprogramaciones de vuelos, se suman nuevas advertencias de más empresas aéreas. La low-cost Flybondi es una de las que estaría evaluando medidas similares.

Aunque por el momento, salvo algunas excepciones, la mayoría no tuvo inconvenientes, no descartan que en los próximos días el escenario cambie y se vean en la obligación de posponer vuelos.

Los sindicatos también reaccionaron y notificaron sobre la mayor cantidad de personas enfermas entre el personal aeroportuario, lo que dificulta la operación habitual. Exigieron medidas de seguridad para detener los contagios.

Desde Flybondi, confirmaron que pese a que registran pocos casos positivos entre sus empleados, en las últimas horas hubo una suba en los contactos estrechos dentro de las tripulaciones. 

"Esto hace más compleja la organización de las programaciones. Si bien no hemos tenido un impacto concreto en el servicio, el avance de la nueva variante y el aumento de contagios no son ajenos a la compañía. Continuamos trabajando internamente en la prevención, tal como lo venimos haciendo desde el inicio del coronavirus", afirmaron.

La afectación de las operaciones aéreas no se limita al ámbito local. En los últimos días fueron cancelados 4000 vuelos a nivel global. El lunes, los aeropuertos de los Estados Unidos registraron dos tercios de las cancelaciones que hubo en todo el mundo: de los 4347 que se dieron de baja, 2790 tuvieron como origen o destino aeropuertos de ese país.

En ese sentido, desde una aérea estadounidense que opera en la Argentina, comentaron que buena parte de su fuerza laboral se encuentra contagiada o aislada, especialmente empleados de áreas donde si bien se trabaja con burbujas, el contagio de un operario afecta al resto del grupo. Destacaron que realizan de manera obligatoria hisopados cada 10 días.

A su vez, desde otra aerolínea con conexiones con Europa, reconocieron que esperan tener que ajustar los cronogramas en las próximas semanas, ante el aumento de contagios de sus trabajadores, mayormente, europeos. "La mayoría tienen la Ómicron, que es más leve. De todos modos, nos cercioramos de que cumplan estrictamente el aislamiento", resaltan.

El lunes a la mañana, el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, anunció por Twitter que los itinerarios de la compañía de bandera pueden sufrir demoras, modificaciones y cancelaciones. Ante esta situación, aseguró que la empresa está realizando un esfuerzo para sostener las operaciones en plena temporada de verano, que afecte lo menos posible los vuelos. "Les pedimos paciencia", solicitó, y agregó que las novedades serán informadas por los canales oficiales de Aerolíneas.

Desde la línea aérea, le aseguraron a este medio que hay trabajadores infectados no solo de tripulaciones, sino también de otras áreas, como atención al público, mantenimiento, handling de equipaje y despachos operativos. El domingo, Aerolíneas debió reprogramar para el día siguiente un vuelo previsto entre Buenos Aires y Bariloche (Río Negro).

En tanto, la Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Atepsa) denunció la falta de adopción de medidas protectoras y preventivas que afecta al cuerpo de trabajadores de los servicios de navegación aérea.

Por su parte, la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (UPSA) solicitó que se vuelva a limitar el acceso a los aeropuertos de manera exclusiva para pasajeros, ya que, para la entidad, no hay ningún tipo de control en el flujo de personas que circulan por las terminales.

RESTRICCIONES EN AEROPARQUE

Ante esta situación, este martes, el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) dispuso restricciones en el acceso de los usuarios a determinados sectores del Aeroparque Jorge Newbery. La entidad no tiene previsto extender esta medida a otros aeropuertos argentinos.

Entre las 4 de la madrugada y las 7 de la mañana, y entre las 16 y las 19 horas, solo se permitirá la entrada al sector de check-in a pasajeros con vuelos confirmados. La medida regirá hasta el 8 de enero, en principio.

Para ello, se cerrarán las puertas automáticas de la zona, dejando habilitadas dos puertas en las que habrá un control de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Las escaleras mecánicas funcionarán en sentido ascendente durante el horario de restricción para permitir el flujo de pasajeros hacia el sector de preembarque.

Por ahora, el área de check-in será la única con acceso restringido. Los acompañantes y el público en general podrán seguir ingresando a otros sectores de la terminal. El acceso para no pasajeros se volvió a habilitar en septiembre, tras las flexibilizaciones últimas.

Fuente: El Cronista