Imprimir esta página

Monseñor Martínez: “Buscan desestructurar a las familias”

17 Oct 2018
Publicado en Regionales

En diálogo con Radio Tupa Mbaé, Monseñor Juan Rubén Martínez, se refirió a la importancia de la familia porque es el seno de toda sociedad y el núcleo en donde se gestan los valores que tanto incomodan al modelo mercantilista que intenta imponer a nuestro pueblo, pero desconociendo que la gente sencilla toma sus propias decisiones y saben lo que está bien. También, habló sobre la educación sexual integral, la integridad de la mujer, el valor de la mujer de la mujer en la sociedad, el rechazo al machismo y el amor como base de la caridad.

Monseñor, habló sobre la misa por las familias que se celebró el miércoles 10 de octubre en Loreto y comentó que fue un momento importante porque se renovaron los votos y se rezó por todos los momentos difíciles que afrontan las familias, que hoy por hoy sufren el ataque del sistema mercantilista que busca desestructurar, atomizar a las familias.
El obispo comentó que hay un materialismo muy fuerte que busca desestructurar las familias y los valores, porque no les convienen para imponer su pensamiento consumista, pero desconocen que nuestra gente sencilla toma su propia decisión, porque tiene una gran sabiduría, aunque los medios de comunicación constantemente los bombardean con contenido contrario a sus valores.
En relación a la educación sexual integral (ESI), el Obispo, contó que en la Diócesis hace mucho tiempo se viene dando educación sexual, pero integrándolo a la persona. Hoy lo que se busca es imponer una ideología y una ideología es un pensamiento, no es la realidad, señaló el obispo, y pidió “que dejen a los niños en paz” y permitan que las sus familias los eduquen con base en sus valores.
Sobre la integridad de las mujeres, Monseñor, indicó “todos defendemos la dignidad de la mujer”, pero expuso que los grupos feministas violentos no expresan el sentimiento. “Estamos contra el machismo”, pero no es la forma de luchar poniendo la otra en cara el feminismo, no se puede luchar contra la violencia con más violencia.
Para finalizar, el Obispo, remarcó que la pobreza es un tema pendiente que tiene que ser resulto, no con políticas de control de la población en países pobres, sino con una redistribución de la riqueza que está concentrada en manos de unos pocos. “El 2 % de la población tienen el 50 % de la riqueza del mundo” y eso es un dato alarmante, porque en lugar de redistribuirla lo que se buscas es contralar la natalidad en los países pobres.

Artículos relacionados (por etiqueta)